Exposiciones que dejan huella


Durante el mes de septiembre hemos disfrutado en el Museo de Nerja de unos sábados creativos muy especiales. Cada sábado lo dedicamos a un apartado dentro de la obra de uno de los artistas más especiales que hemos conocido desde que colaboramos con el Museo de Nerja.

Maurice Zalcman, un artista con una vida de película que tomó parte en los acontecimientos más relevantes del S.XX, logrando sobrevivir y dedicarse a su gran pasión, el dibujo y la pintura.

Con un conjunto de obras, en su mayoría espacios de Nerja, nos recuerda cómo fueron sus playas, sus barcas, sus horizontes, y nos traslada a esos tiempos con sus mezclas de color.

 

Una Navidad muy especial


Esta Navidad está siendo muy especial para nosotras, no solo por ser la primera que pasamos como proyecto convertido en realidad, sino porque no se nos ocurre un lugar mejor donde pasarla que en el Museo.

A todas aquellas personas que como nosotras disfrutan del arte pero les gusta aún más ver a los peques divertirse con él, un Museo es poco menos que el lugar más mágico que existe.

Siendo así, entenderéis que disfrutar de nuestro 1er “Taller de Navidad creativa en el Museo de Nerja” haya sido una experiencia muy especial.

El Museo de Nerja clausura en breve la que ha sido la exposición temporal durante los tres últimos meses “El color de la alegría” del cordobés Antonio Quintana.

Si bien es cierto que un artista puede hacernos la vida muy fácil o la más complicada del mundo, en este caso se trataba de una exposición perfecta para trabajar con los más peques. La temática, los colores, la técnica, las imágenes, todo parecía estar diseñado para que disfrutásemos de estos días en el Museo con ellos.

conmáscarasAsí, el 24, 28, 29, 30 y 31 un grupo de 15 peques de 4 a 10 años han hecho del Museo su espacio y han disfrutado, y nos han hecho disfrutar de su visión, no solo de la exposición sino de las numerosas historias que cada obra escondía tras sus formas y colores.

¡Hemos aprendido tanto!

Los más peques no se caracterizan por su gran paciencia y siempre hay a quien no le gusta colorear o dibujar o incluso le cansa escribir su nombre, pero empezar el día y ver que estaban allí de nuevo, con ganas y una enorme sonrisa, y sobretodo escucharles recordar detalles del día anterior, que griten las obras en las que nos hemos detenido, que se emocionen con la visita del artista y sus cuentos, eso, eso no se disfruta tanto en ningún otro lugar del mundo.

Con Antonio Quintana
Con Antonio Quintana

Así que desde Artenanos queremos agradecer a Luís-Efrén Fernández, director del museo de Nerja, y a la Fundación Cueva de Nerja, de cuya gestión depende el Museo, el que nos abriese sus puertas y nos haya permitido utilizar el espacio y trabajar en total libertad creativa estos cinco días.

Unos días que ni los/as participantes ni nosotras podremos olvidar.

diplomas entrada aula