COMENZAMOS MARZO EN EL MUSEO DE NERJA


El Museo de Nerja clausura este domingo 4 de marzo la exposición de Francisco Martín Cobos, fotógrafo granadino cuyas obras hemos tenido la suerte de poder disfrutar con los peques estos días.

 

 

 

 

 

Contar con una exposición de fotografía nos ofrece múltiples posibilidades ya que sumamos a las herramientas que solemos utilizar en nuestros talleres en el Museo, otras herramientas muy conocidas por los peques como son los móviles y las tablets. Nuestro cometido en estos casos es darles una vuelta, con aplicaciones de fotografía con las que queremos que encuentren otras vías a través de las cuales disfrutar creando y desarrollando su imaginación.

 

Esa imaginación que debemos multiplicar por 4 cuando tocan días de lluvia. Nuestros/as peques de entre 5 y 9 años nos mantienen continuamente en alerta para que encontremos opciones y soluciones a cualquier imprevisto que surja.

En este taller, gracias o a pesar de la lluvia, hemos conocido nuevos espacios del Museo que no solemos visitar como la Biblioteca o la sala dedicada a la Tierra y el Mar, además de descubrir que herramientas tan sencillas como un globo, pueden proporcionarnos grandes momentos de juego con el menor riesgo posible.

 

El Museo ha conseguido una vez más hacernos sentir como en casa, y por nuestra parte hemos intentado, y esperamos haber conseguido, crear en los/as peques que nos han visitado esta semana la curiosidad por la fotografía, el retoque digital o el gusto por la re-interpretación de las obras. O en su defecto, que hayan encontrado un Museo divertido en el que siempre puedan disfrutar aprendiendo.

Por nuestra parte, volvemos muy pronto al Museo, para Semana Santa, y para entonces crearemos nuevas experiencias siempre con el mismo objetivo, que nuestros/as peques disfruten y encuentren la herramienta perfecta para desarrollar su enorme creatividad.

Gracias!

Defensores del patrimonio


Este año lo hemos comenzado en el Museo de Nerja, con un taller dedicado a conocer el patrimonio del municipio. Es la segunda semana creativa de Navidad que dedicamos a este tema, y es sin duda uno de los talleres más disfrutados por Artenanos y por los/as peques.

Este año 2018, año europeo del patrimonio cultural, hemos querido contribuir haciendo que los/as peques sientan como suyo el patrimonio y de ese modo, quieran defenderlo más y mejor. Así hemos entregado las medallas de «Defensores del Patrimonio» a cada uno de nuestros/as 17 participantes. En estos cuatro días, desde el día 2 hasta el día 5, hemos hablado del árbol Cerote, del Balcón de Europa (Castillo Bajo), la Iglesia del Salvador, la Ermita de las Angustias, el acueducto del Águila, el barco de Chanquete, y como no, de la Cueva y el Museo de Nerja. Este año además hemos incorporado el Ingenio de Maro y las Torres Vigía de Maro y la torrecilla.

Y dado que el Patrimonio no solo son monumentos, conocimos también las viejas historias, una más demostrables que otras, acerca de la savia del Cerote usada como pegamento, los túneles que conectan la Iglesia con la playa de Calahonda, alcanzamos con nuestros cañones los muros del Castillo Bajo y jugamos a descubrir la Cueva en grupos de 5 acompañados de una pequeña linterna, imitando lo ocurrido hace 59 años.

Para cerrar el taller tuvimos la suerte de contar con un guía de excepción en nuestra visita por el Museo, Paco Capilla, de quién aprendimos todo lo relativo a patrimonio de Nerja cuando comenzamos nuestra aventura con estos talleres, doctor en Historia y profesor de educación secundaria, demostró su maestría consiguiendo captar la atención tanto de los más peques como de los mayores y hacer que una hora en el Museo pareciesen 5 minutos. Fue una auténtica clase magistral sobre un pedacito de historia de Nerja.

Así comenzamos este 2018, porque creemos que se puede enseñar jugando y así se aprende más y mejor. Y porque no hay mayor satisfacción que un peque que quiere volver a nuestros talleres y una mami que vuelve a confiar en tí para que formes parte de la educación de su peque.

Porque creemos firmemente que Arte y Patrimonio deben conocerse, porque no es pasado, es presente y sobretodo es la base del futuro y quién mejor que nuestros/as peques para conocerlo y sobretodo defenderlo.

¡Feliz 2018!

                                                                            Defensores del Patrimonio